Comercio local: Regios apoyan a emprendedores

Para ayudar a todos los que han quedado sin empleo a causa de la contingencia sanitaria, los ciudadanos toman la iniciativa compartiendo publicaciones de apoyo a los emprendedores de negocios locales

Por: Redacción Web

Ante la creciente ola de desempleo que ha dejado a su paso el COVID-19 han surgido muchos grupos de ayuda para apoyar el consumo local y así reactivar poco a poco la actividad económica, y las redes sociales han sido un factor determinante para apoyar a los emprendedores y comerciantes que se han quedado sin empleo, incluso el mismo Instagram ha lanzado su sticker «Apoya negocios locales«, con el fin de impulsar la economía local.

También los propios comerciantes han hecho sinergias en sus redes sociales para involucrar a clientes y a la ciudadanía en general y apoyarse mutuamente.

Si eres un comerciante y no sabes cómo enfrentar la crisis, échale un vistazo a las redes sociales y toma el ejemplo de otros que han llevado sus productos o servicios al mundo digital y esto les ha ayudado en estos tiempos de COVID-19.

Los regios cada día se muestran más sensibles antes las necesidades de su comunidad y apoyan sin dudar compartiendo la información de los grupos de ayuda tanto en Facebook como en Instagram donde podemos ver publicaciones como la de la Agencia de Marketing Digital Katër,quien lanzó una dinámica en apoyo a todos los emprendedores, negocios locales, microempresarios y público en general; además de negocios que ya cuentan con su logotipo y desean un cambio de imagen en su marca.

Cada quien pone su granito de arena con la comunidad para apoyar y así evitar se siga propagando la terrible ola de desempleo que ha afectado a miles de familias regiomontanas y del mundo entero en general.

Datos de pérdidas económicas en Monterrey

La Canaco Monterrey mencionó que considerando tan solo un día de cierre de las empresas de los sectores comercio y servicios no esenciales se genera una pérdida de $782 millones de pesos.

El organismo advirtió que la situación resulta aún más grave al considerar que el periodo anterior de confinamiento para empresas no esenciales fue de 70 días, «por lo que la pérdida en términos del Producto Interno estatal fue del orden de los $54,740 millones de pesos adicionales, considerando solo a los sectores mencionados».