¿Qué marcas de jamón ofrecen menos carne y no cumplen con normas?

Tras realizar un estudio, el Laboratorio Nacional de Protección al Consumidor descubrió irregularidades en algunas marcas de jamón que se comercializan en México, relacionadas con el porcentaje de la carne, la cantidad e incluso algunas no cumplen con las normas.

El referido laboratorio realizó 570 pruebas a 44 productos de distintas marcas y clasificaciones (Extrafino, fino preferente, comercial y económico) y encontró que algunas marcas de jamón ofrecen menos carne del porcentaje que anuncian, unas contienen menos producto y otras omiten información o incumplen con las normas sanitarias.

Los resultados del análisis, que realizó la Profeco entre el 24 de marzo y el 10 de junio, fueron publicados en el número 522 de la Revista del Consumidor del mes de agosto.

A continuación, te presentamos las conclusiones del análisis:

Las marcas de jamón Bafar y Duby no cumplen con el contenido que anuncian, pues la primera tiene 400 gramos de jamón de pavo y la segunda 500 gramos, es decir, tienen 4.7% y 4.6%, respectivamente, menos producto.

Galy, jamón cocido de cerdo y pavo a granel no contiene el porcentaje mínimo de cerdo que debe tener, pues tiene 51.5% y debería tener un mínimo de 55%; en tanto, la marca Parma, jamón de pierna york, no indica en etiqueta su clasificación comercial.

Sparta Cocido, jamón de pavo y cerdo, ni siquiera debería denominarse jamón, debido a que contiene pollo y no lo señala en ingredientes, por lo que se le solicitó al fabricante cambió en la formulación y nueva etiqueta del producto.

Lala Plenía, jamón virginia de pavo 250 gramos, en la etiqueta no indica el porcentaje de proteína de soya adicionada.

Las marcas que incumplen las normas

Parma campestre, jamón de pierna 250g se ostenta como “fino”, contiene fécula que no debería tener por su clasificación

Cuadritos, jamón virginia de pavo/ A granel, no cumple con el porcentaje de proteína libre de grasa, de acuerdo a la clasificación “preferente” que señala.

Parma Sabori, jamón virginia de pavo 250 gramos, no cumple con el 25% de reducción de sodio para ostentarse como “Reducido en sodio”.

San Rafael, jamón real pierna 300 gramos, contiene almidón y no lo declara en sus ingredientes.

Con información de Profeco

Te puede interesar: 

Foro de Lactancia Materna es criticado por omitir la presencia de mujeres

Rescatan a personas lesionadas por el deslizamiento de tierra en Iztapalapa

Telefórmula en vivo