Surge manantial lugar Virgen del Río Santa Catarina

Los regiomontanos siguen acudiendo al río Santa Catarina en el sitio donde encontraron enterrada la escultura de la Virgen de Guadalupe, ahora los fieles aseguran ser testigos de otro milagro, pues aseguran que en el lecho del río surgió un manantial de agua cristalina

| 10/08/2020 | ionicons-v5-c10:30 | Ernesto Ochoa |

Aunque su figura divina e imponente ya no esta enterrada en el Río Santa Catarina, sus fieles no dejan de llegar a este lugar donde volvió a parecer para causar alegría y fe, aquí le  rezaron, le cantaron hicieron un pequeño santuario y esta veladora con su imagen aún sigue encendida en medio de un racimo de rosas.

Pero ahora que ya no esta la escultura de la llamada «Patrona de México» que fue bendecida por su santidad Juan Pablo Segundo en una misa celebrada en 1990, surge otro hecho sorprendente que han encontrado los peregrinos.

Peregrinos regios atestiguan otro milagro visitan manantial en el Río Santa Catarina

«Este charco o cause donde aguas turbias y rocas mantuvieron sepultada por más de una década la estructura de la virgen, hoy luce diferente, todo es cristalino». asegura un visitante.

«Al lado esta corriendo otra corriente de agua turbia de otro color sucia y aquí esta transparente esta sorprendente se podía decir que un milagro«.

Peregrinos regios atestiguan otro milagro visitan manantial en el Río Santa Catarina

En el preciso lugar donde estuvo bajo tierra ha comenzado a brotar agua clara… y al sumergir las manos sobre este manantial, hay rastros de pureza.

 

te puede interesar

Caminamos algunos metros por un camino empedrado siguiendo la corriente y encontramos que el agua se vuelve sucia, cambia súbitamente de color.

Peregrinos regios atestiguan otro milagro visitan manantial en el Río Santa Catarina

La virgen de Guadalupe apareció por vez primera en el año 1531a San Juan Diego en ese momento los indios estaban pasando una situación muy difícil también y es justamente ahí donde le dice al indio Juan Diego que el era su hijo.

Para muchos peregrinos y sacerdotes, el que esta estructura de la virgen morena haya vuelto a aparecer en medio de una crisis de salud y económica representa un símbolo de esperanza para la ciudad.