Cola Caballo registra buena afluencia al reactivarse paseo

Gobierno estatal abre primer paraje turístico tras cinco meses de permanecer cerrado por la pandemia del Covid-19

| 17/08/2020 | ionicons-v5-c07:00 | – Jesús Vargas |

Nuevo León.- Uno de los sitios turísticos más emblemáticos de Nuevo León reabrió sus puertas. La cascada de la Cola de Caballo en el municipio de Santiago recibió a cientos de visitantes que llegaron para sacudirse un poco los días de encierro por el nuevo coronavirus.

Durante este fin de semana las autoridades estatales reportaron una buena afluencia, pues durante el sábado acudieron 524 visitantes y el domingo 613.

«Nos quita un poquito el estrés, se estresa mucho al estar todo encerrado y nos da más energía para poder seguir adelante», comentó Juan Robles, uno de los paseantes.

El paraje fue cerrado desde marzo pasado y tras tener ya un mejor control de los casos de Covid-19 en Nuevo León, la Secretaría de Salud permitió su apertura con un máximo de 30% de su capacidad.

«Yo pienso que está bien de la manera en que lo están haciendo qué es de una manera muy controlada, creo que el aforo es de un 30 por ciento, entonces podemos mantener la sana distancia sin mayor problema y estamos al aire libre, yo creo que el riesgo es mínimo», apuntó Efraín Ruiz.

 

te puede interesar

La entrada aún es restringida para personas vulnerables como niños y adultos mayores.

Es obligatorio el uso de cubrebocas, gel antibacterial y mantener la sana distancia. Y para ingresar debe obtener una reservación.

«Tiene que bajar una aplicación que es el Pasaporte Nuevo León, entra usted al Pasaporte Nuevo León, ahíle va a decir cuántas personas son, te registras y llegas a la taquilla del parque, das su código QR y ya con eso el personal de taquilla les cobra la entrada», explicó Carlos López, encargado del parque Cola de Caballo.

Ya adentro del parque el sonido y la brisa del agua es relajante y permite despejarse un momento de la rutina.

«Vengo de Tijuana con mi familia y como ya nos vamos y aprovechando el fin de semana, le digo, vamos mamá… Hay que cuidarse lo más que se pueda con los cuidados», comentó relajado y animado Roberto Medina, paseante de la zona.