Además de su actividad principal que es combatir el fuego, los bomberos se dedican a la atención de incidentes con materiales peligrosos, manejo y control de derrames y desastres químicos.

Están capacitados para el salvamento de personas, rescate en montaña, trabajos de altura y rescate en accidentes de tráfico entre otras muchas más en las que indudablemente arriesgan su vida.

Tradicionalmente realizan su trabajo mediante bombas hidráulicas, que se utilizaban para sacar agua de pozos, ríos o cualquier otro depósito cercano al lugar del siniestro, sin embargo con el paso de los años, los bomberos han tenido que cambiar esa dinámica y actualmente andan en sus propias pipas de agua y en muchas ocasiones laboran con lo mínimo indispensable para realizar su trabajo con éxito.