Un mito escalofriante: ¿Por qué los famosos se mueren de tres en tres?

Aunque científicamente es difícil de comprobar este hecho, la costumbre que, al morir un famoso, vengan dos artistas más, goza de una macabra exactitud, pues antes de que termine el mes, como si fuera una maldición, los famosos se van, siempre de tres en tres.  

Lo que pareciera una leyenda urbana que la gente poco a poco normaliza ante la despedida de un cantante o actor, tiene un inicio que, al parecer, pudiera ser la primera coincidencia o de alguna manera el inicio de esta cruel maldición.  

<div id="ver-esta-publicacion-en-instagramcon-profundo-pesar-el-consejodirectivo-y-el-comitedevigilancia-a-nombre-de-la-asociacion-nacional-de-interpretes-comunican-el-sens" data-title="

» class=»index-title»>

El primer incidente donde murieron tres famosos, fue llamado el ‘Día en que murió la música’, y es que ese fatídico 3 de febrero de 1959 se estrelló la avioneta en que viajaban los cantantes Buddy Holly, Ritchie Valens y ‘ The Big Booper’ (J.P. Booper), y sí, murieron tres celebridades juntas.  

Y a partir de ahí vinieron otros tantos, y morían de tres en tres como era la fatídica costumbre, recién el día de ayer, murió Wanda Seux, en una tercia que le acompañó Manuel ¨Loco¨ Valdés y la actriz Ceci Romo. 

De manera particular, el 2020 ha tenido más pérdidas artísticas, musicales y culturales, además, el encierro nos ha permitido estar mas atentos a los fallecidos pues la pandemia nos tiene mucho más sensibles a este tipo de noticias.  

[/tie_index]

El 13 enero, por ejemplo, murió el cineasta Jaime Humberto Hermosillo y al día siguiente el gran músico Chamín Correa. Para el 16 de enero, los actores Jorge Navarro y Luis Gerardo Rivera sufrían un accidente en la grabación de “Sin miedo a la verdad” y murieron. 

Febrero se mantuvo en saldo blanco, pero fue el 20 de marzo que Kenny Rogers, creador de “El cobarde del condado” murió, mientras que tres días después, Lucía Bosé, actriz y madre del cantante Miguel Bosé partió de manera física, también ese mismo día 23, murieron Stuart Gordon, director de Re-animator y Terrence McNally, ganador de seis premios Tony. 

El mes de abril también nos tuvo pendientes cuando Luis Eduardo Aute moría, luego, el escritor Gustavo Rodríguez, Marcos Mundsctock y Arturo Huizar, quien es cantante de Luzbel; también el actor Aaron Hernán se despedía ese mes junto con Irrfan Khan de Jurassic World y dos días antes de cambiar de mes, Óscar Chávez fallecía por coronavirus. 

<div id="ver-esta-publicacion-en-instagramesquela-andi-facebook-e-ig-con-profundo-pesar-el-consejodirectivo-y-el-comitedevigilancia-a-nombre-de-la-asociacion-nacional-de-int" data-title="

» class=»index-title»>

En mayo despedíamos al cantante Yoshio, siguió la actriz Pilar Pellicer y ese mismo día, Fred Willard de “Everybody loves Raymond” también se iba. Charlie Montanna, murió el 28 de mayo. 

Héctor Suárez, era el primer fallecido de junio, luego Héctor Ortega. Para el 9 de junio Pau Donés nos partía el corazón con su partida.  

Julio se llevó al actor Sebastián Ahité, Raymundo Capetillo y Kelly Preston, en ese grupo también se iba Naya Rivera, la actriz de Glee que se ahogaba en un lago. 

Agosto, por su parte, nos sorprendió con la partida del director Alan Parker, el cantante Tony Camargo y la directora y actriz mexicana, Mónica Miguel 

¿Será que esta maldición es más real de lo que creemos? 

Telefórmula en vivo