Panaderías esperan recuperarse totalmente este año después de una caída de 40% en 2020

La industria de la panificación en México también fue golpeada por la pandemia de Covid-19. Sin embargo, este año los pronósticos de la recuperación son alentadores y podría incluso alcanzar los niveles previos a la pandemia.

La Cámara Nacional de la Industria Panificadora (Canainpa) estimó en su pronóstico de ventas 2021 que este año continuará la recuperación panificadora del país en tanto se retiren las restricciones a la movilidad en la mayor parte del país para aumentar su consumo.

En 2020 la industria panificadora sufrió una caída del 40 por ciento por el cierre de los establecimientos comerciales y, aunque es un insumo básico de la alimentación de los mexicanos, no ha retomado los niveles previos a la contingencia sanitaria.

De acuerdo con las estimaciones del organismo empresarial, durante 2020 sufrieron una precipitada caída de las ventas de pan en el país por el cierre de distintos establecimientos comerciales desde marzo pasado, lo que provocó que en algunas ciudades del Bajío y en el Pacífico el desplome de las ventas superara el 70 por ciento.

En su informe, la Canainpa contempla que a partir del segundo trimestre comenzará la recuperación del sector de forma sostenida en la medida que se relaje el confinamiento colectivo con una efectiva campaña de vacunación en el país y con ello lograrán la reapertura de las panificadoras.

Al respecto, Isaac Alan Rensi Zapata, integrante de la Canainpa, dijo en entrevista que los pronósticos son alentadores para este año, ya que la industria panificadora no ha sido cerrada en su totalidad, pero que ha sido afectada por la falta de confianza de los usuarios al no comprar la misma cantidad de productos que realizaban previo a la pandemia.

Rensi Zapata prevé que la industria panificadora tenga un crecimiento sostenido durante el primer semestre de este año, con lo cual esperan volver a números negros tras la caída de las ventas que representaron para el sector durante las fiestas de fin de año, por el nuevo confinamiento y que tradicionalmente representaba un periodo de bonanza para los panaderos con las ventas de roscas de reyes.

Esta perspectiva de recuperación también es coincidente con la Cámara Nacional de la Industria Molinera de Trigo que prevé en su análisis de producción 2020 que, pese al aumento de los precios de este insumo, esperan continuar con el aumento en las ventas para impulsar también el sector panificador del país.

Ya el 18 de diciembre pasado el presidente de Expo Food Service, Carlos Aguirre, había señalado en conferencia de prensa que la panificación deberá optar por la innovación, competitividad y rescate de la industria, ya que en este año dependerá de la capacidad de adaptación de los panaderos del país para evitar cierres definitivos de los establecimientos comerciales.

En México, con un total de 60 mil panaderías, la venta de pan deja alrededor de 25 mil millones de pesos cada año, de las cuales cerca del 80 por ciento son micro y pequeñas y más del 90 por ciento de éstas son empresas familiares, según datos de la Canainpa.

Telefórmula en vivo